Dos tercios de la población en México, Chile y Ecuador padecen obesidad

Estudios clasifican la situación como una aterradora epidemia y encuentran que “el exceso de nutrición” y el estilo de vida sedentario suponen a estos países afectados, un gasto de más diez mil millones de dólares cada año. Gasto generado, según un nuevo informe de la ONU, debido al incremento que provoca esta situación en las tasas de enfermedad.

La obesidad en América Latina y el Caribe

Mientras que el número de personas que padecen hambre en América Latina y el Caribe se redujo a la mitad en los últimos 25 años, la región ahora está luchando para combatir una epidemia de obesidad.

Cambios en la dieta, incluyendo los alimentos procesados ​​que son altos en sal, azúcar y grasa, junto con estilos de vida sedentarios desencadenaron una ola creciente de obesidad, según los expertos.

Las mujeres en la Ciudad de México. La ONU estima que las cuestiones impulsadas por la crisis de la obesidad le costará al país $ 13 mil millones al año.

“Las implicaciones para el futuro de los países afectados son alarmantes (…)  la desnutrición está disminuyendo, pero se espera que la sobrealimentación pase a convertirse en la mayor carga social y económica de la región”, indicó el Programa Mundial de Alimentos (PMA) en un comunicado.

El informe del PMA y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) de la ONU, dijo que en las próximas seis décadas el sobrepeso y la obesidad supondrían a México un gasto aproximado de $13 mil millones al año, a Ecuador $3 mil millones y a Chile $1bn.

La desnutrición y la obesidad – en cierto modo una forma de desnutrición – son las dos caras de la misma moneda, y juntos suponen una llamada “doble carga” de enfermedad en las personas y en la economías, según el informe.

La desnutrición afecta el crecimiento de los niños y el desarrollo del cerebro, mientras que la obesidad puede llevar al tipo 2 de la diabetes, el cáncer y las enfermedades del corazón.

“Ahora estamos ante una tendencia preocupante con casos de desnutrición y sobrepeso simultáneamente dentro de las mismas familias”, dijo Miguel Barreto, director regional del PMA, en un comunicado.

“Tanto la desnutrición como el sobrepeso representan una pesada carga para la salud de las familias, que con el tiempo se traduce en pérdidas de productividad y presión sobre los sistemas de salud y educación en el país en el que viven.”

Según la Organización Mundial de la Salud, la obesidad es una epidemia en todo el mundo, causando la muerte de 2,8 millones de adultos cada año, y las condiciones relacionadas con la obesidad ahora causan más muertes que el hambre.

En América Latina, la obesidad afecta cada vez más a los pobres, especialmente a las mujeres. En México, un país que se enfrenta a una de las crisis de obesidad más graves del mundo, el 74% de las mujeres son obesas o con sobrepeso en comparación con el 70% de los hombres, según el informe.

El informe insta a las compañías de alimentos a jugar un papel más importante en la lucha contra la obesidad. “La industria alimentaria tiene la oportunidad de asegurar la producción, disponibilidad y accesibilidad de los productos alimenticios más saludables”, dijo. “Los gobiernos también deben hacer más para promover el ejercicio y la alimentación saludable, así como ejercer un mayor control sobre el etiquetado de los alimentos”.

Las medidas de Chile contra la obesidad

El informe señaló los esfuerzos de Chile para combatir la obesidad, incluyendo un 18% de impuestos sobre las bebidas azucaradas introducidas en 2014 – uno de los más alto del mundo – junto con las leyes que restringen la publicidad de alimentos poco saludables dirigidos a los niños.

En México se logró disminuir las ventas de bebidas azucaradas

En 2014, México también introdujo un impuesto del 10% en bebidas gaseosas , y en 2016 la investigación por el British Medical Journal encontró que el impuesto de azúcar condujo a una reducción del 12% en las ventas durante el primer año en que se puso en práctica. En  muchos cines como, Cineplanet, tambien han puesto en práctica.

Amazon y Dafiti son  muy buenas opciónes para realizar compras de vino. Existen multitudes de descuentos en ellas.